A través de los años de estar involucrados en proveer ayuda a matrimonios necesitados de un cambio de rumbo y/o de renovación, hemos notado que la mayoría de las personas que nos escriben, solicitan ayuda cuando el “barco” matrimonial está prácticamente hundido.

Aunque muchas veces pareciera ser demasiado tarde, queremos decirte que la situación puede revertirse. Es posible revertir la situación y mejorar tu calidad de vida conyugal.

Por eso queremos ser sinceros contigo. Necesitas saber que para que eso suceda,  es necesario que al menos uno de los cónyuges decida tomar “la gran determinación”. Cuando eso suceda comenzará la mejora de tu vida matrimonial. (1)

  • En la vida cristiana los cambios generalmente no son inmediatos y se dan en un proceso, lo cual requiere fe, perseverancia y paciencia de la persona, sabiendo que si siembra buenas semillas (de la Palabra de Dios) tendrá una buena cosecha (bendiciones de Dios)

Nuestra propuesta es ayudar a las personas a desarrollar un matrimonio donde Dios, el Creador del ser humano y el matrimonio, sea el centro de la relación. Por eso es vital tomar la gran determinación.

Tu matrimonio no mejorará “mágicamente” por aplicar ciertos principios que sugerimos. Muchos creen que esa es la manera de hacer algo para que las cosas funcionen en el matrimonio, pero así no es como esto funciona. Para experimentar mejoras, es necesario establecer primero cuál será la base o fundamento sobre la cual vas a edificar tu vida matrimonial.

Para experimentar un cambio trascendental en tu vida matrimonial, existe un primer paso fundamental que necesitas tomar. Ese primer paso básico y fundamental es establecer una relación personal e individual con Dios a través de Jesucristo. Esta es la gran determinación que todo cónyuge necesita hacer si desea experimentar cambios favorables.

Por todos lados la gente habla de Dios, dice creer en Dios o afirma seguir la religión cristiana, pero eso no garantiza que el matrimonio pueda cambiar y mejorar.

La gran determinación que necesitas tomar es establecer una relación directa entre tú y Dios, y eso se logra cuando crees en la obra de Jesucristo en la cruz del Calvario y lo aceptas como tu salvador personal.

¿Cómo puede el ser humano acercarse al verdadero y único Dios? Existe un solo camino llamado Jesucristo. La Biblia dice en Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Jesucristo es el único puente, el único mediador, entre Dios y nosotros. 1 Timoteo 2:5 dice también: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,”. Cualquier otra propuesta espiritual no te conducirá al Dios verdadero.

Obtener esta revelación del panorama espiritual, tiene que llevarte a tomar la gran determinación: si vivirás cerca o alejado de Dios.

Para vivir con Dios de nuestro lado necesitas creer en la obra de Jesucristo en la cruz, y aceptarlo como tu salvador personal. Cuando lo hagas, serás considerado por Dios como uno de sus hijos amados. Así lo afirma Juan 1:12 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad (el derecho, privilegio) de ser hechos (llamados) hijos de Dios”.

Todos los seres humanos son criaturas de Dios pero solo aquellos que reciben a Jesús en su corazón son en verdad hijos de Dios.

Ser un hijo de Dios es mucho más que abrazar una religión, ir a una iglesia o decir que uno cree en Dios. ¿Qué significa ser un hijo de Dios? Básicamente tres cosas:

  1. Tener a Dios de nuestro lado y su compañía diaria, como dice Mateo 28:20 “he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”
  2. Ser herederos de las bendiciones de Dios, como lo afirma Romanos 8:17 “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios”. Es decir, podemos recibir la gracia de la bendición matrimonial.
  3. Tener en nuestro interior la persona del Espíritu Santo. Tenemos la vida del Señor en nuestro interior como la afirma 1 Juan 5:12 “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.”

La vida de Dios en nuestro interior

El que tiene a Jesús en su corazón, tiene la vida de Dios en su ser. La vida de Dios en nuestro ser es la presencia del Espíritu Santo. El Espíritu Santo, que es Dios mismo, es el agente divino que nos ayuda a cambiar de adentro hacia afuera para vivir una vida mejor. Esa fuerza interior nos da la capacidad de restaurar nuestra propia vida y la de nuestro matrimonio.

Esta es la gran determinación, y a la vez el desafío, que necesitas tomar si realmente deseas cambiar tu vida matrimonial.

Si no lo has hecho podemos guiarte en una oración de entrega al Señor. Repite allí donde te encuentres esta oración:

“Dios mío, me doy cuenta que te necesito porque solo en la vida no podré ir a ningún lado bueno. Decido en esta hora acercarme a ti, y lo hago con fe recibiendo a Jesús en mi corazón como mi salvador personal. Tu Palabra dice que ahora soy tu hijo y que la presencia de tu Espíritu comenzará a obrar en mi interior para realizar una obra de reconstrucción personal y la de mi matrimonio. ¡Gracias Dios mío por esta oportunidad que me das de tener un nuevo comienzo! Amen”

Ahora que eres un/a hijo/a de Dios, no olvides:

  1. Obtiene una copia de una Biblia y comienza a leerla por los Evangelios (comienza por el libro de San Marcos para conocer acerca de Jesús).
  2. Busca una iglesia bíblica local donde puedas asistir regularmente. Allí te enseñaran los primeros pasos de la fe y tendrás acceso directo a sabios consejos de los líderes y hermanos en Cristo maduros en la fe. La ayuda personalizada es vital para el desarrollo de tu matrimonio, que por internet no es posible brindarte.
  3. Aplica los principios de la Palabra de Dios a tu vida y matrimonio. Decide tener paciencia en cuanto a los resultados de cambios favorables. Ya te encuentras en el camino indicado para una mejora matrimonial. ¡Decide ser perseverante y paciente!
  4. Invierte en lo que colabore al desarrollo de tu matrimonio. Lee libros que te inspiren y edifiquen a amar a Dios y a tu cónyuge. Además, si te interesa, puedes obtener nuestro libro en formato digital que sin duda va a ayudar a mejorar tu matrimonio. Haz un clic en el enlace de abajo para obtenerlos:  https://matrimoniosbendecidos.com/product/compendio-de-la-felicidad-matrimonial/
CategoryArtículos
Follow us: