Si existe un tema candente que llama la atención de la mayoría es, sin dudas, el sexo. El ser humano se caracteriza por tener un fuerte anhelo interno por alcanzar la satisfacción en todas las áreas de su vida, incluida la sexual.

Lamentablemente, no todos lo logran. Algunos creen que buscar nuevas formas de sexualidad, incursionar en la pornografía o seguir los consejos de los “gurúes” especialistas en sexualidad traerá una solución a su problema.

Las estadísticas revelan que existe un alto grado de insatisfacción sexual. Por ejemplo, entre los países más insatisfechos sexualmente, se encuentran en primer lugar, Japón y le siguen Malasia, Taiwán, Corea del Sur, China, Singapur y Argelia.[1] Otra fuente revela que entre los países que no son felices en su vida sexual se encuentran los siguientes países:

1- Japón (15%)
2- Francia (25%)
3- Hong Kong (29%)
4- Singapur (35%)
5- Tailandia  (35%)[2]

En referencia a aquellos que logran un orgasmo, una encuesta nacional de salud y vida social, llevada a cabo en los Estados Unidos, revela que alrededor del 75% de los hombres alcanza un orgasmo cada vez que tiene sexo, mientras que sólo el 29% de las mujeres lo logra. Del 71% de mujeres que no alcanza el orgasmo durante el sexo, del 10 a 15% no alcanza el clímax bajo ninguna circunstancia. Una encuesta reveló también que 3 de cada 10 mujeres fingen orgasmos para no hacer sentir mal a su pareja. Para ellas, mentir entre las sábanas es un hábito regular.[3]

Estas estadísticas no pretenden desmerecer ni hablar mal de ningún país ni de ningún individuo, sino simplemente mostrar el alto nivel de insatisfacción sexual que predomina en el mundo (y a nuestro alrededor) y que puede asomarse en nuestro matrimonio si nos descuidamos.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA INFELICIDAD SEXUAL?:

Para determinar una causa concreta y real debemos saber lo que dice Dios: el Creador del sexo. Dejar afuera de este tema a Aquél que creó el sexo implica rebajar las normas para la conducta sexual humana. Podemos saber mucho sobre psicología y el efecto mente-cuerpo, podemos tener mucho conocimiento sobre la ciencia médica; pero sin saber lo que Dios enseña en su Palabra no podremos llegar a una conclusión acertada.

Entonces, basados en los principios divinos, veamos cuáles son las causas de la infelicidad sexual:

  1. Desconocer o desechar el plan de Dios para nuestra sexualidad

Como ya hemos señalado, el creador del sexo es Dios, y todo lo que Él ha creado es bueno. Lo podemos leer en Génesis 1:31: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”. Eso significa que el sexo es bueno, no malo. El plan inicial de Dios no daba lugar a pensar en ninguna perversión ni ningún desvío sexual. Esto comenzó posteriormente, a partir de la caída del ser humano a causa de su desobediencia.

El plan de Dios está revelado en las Sagradas Escrituras. De manera resumida, podemos decir que consiste en lo siguiente:

          a. El plan de Dios fue crear a cada ser humano con una identidad sexual definida.

A través de la sexualidad entre dos seres humanos (varón y hembra) la raza se multiplicaría, pero ahí no terminaría el propósito de Dios con el sexo. Serviría además para que el hombre y la mujer obtuvieran deleite, bienestar y plenitud en esa faceta de la vida. Aquí aprendemos que cuando cada ser humano tiene una identidad sexual definida, tal como Dios la diseñó, hay deleite y satisfacción sexual. “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1:27).

         b. El plan de Dios es que cada ser humano canalice, explore y desarrolle una sexualidad seria y responsable con una persona del sexo opuesto en el marco de la vida matrimonial.

Todo esto se ha desdibujado hoy en nuestra sociedad. La creencia popular promueve el dar rienda suelta a la sexualidad cuando ésta se “despierta” en la adolescencia, con la excusa de que “es sano y natural”. Hace un tiempo atrás, los mismos padres contrataban a una prostituta para el debut sexual de sus hijos varones. Hoy día se les permite a sus hijos dormir en la casa con sus novias, incluso a sus hijas tener sexo en su misma casa con un joven que ellos conozcan… ¡eso sí, siempre y cuando sea un buen muchacho! La pureza y virginidad hasta el matrimonio ya es un concepto vetusto, una cosa del pasado.

En la antigüedad, la virginidad era una virtud tanto para el varón como para la mujer dentro del pueblo de Dios. Hecho que no se debía a un Dios que reprimía y castraba a sus hijos, sino que velaba por ellos. El Señor determinó que el “debut” sexual se produzca en el lecho matrimonial, porque la primera experiencia sexual marca a una persona para toda la vida. Es una experiencia que nunca se olvidará, haya sido buena o mala.

Muchos de los que vienen a los pies de Cristo, se lamentan de no haber conocido los parámetros de Dios acerca de la virginidad y afirman que la experiencia de libertad sexual fuera del matrimonio fue sumamente nociva para su sexualidad.

El enemigo de nuestras almas promueve la “libertad sexual” y se burla de la virginidad del hombre y la mujer. Quiere pervertir, a toda costa, la sexualidad hermosa y pura que Dios ha creado. Lo reconozcamos o no, quebrar el pacto de virginidad que Dios ha establecido (ya sea por negligencia o ignorancia) es uno de los causantes principales de infelicidad sexual después del matrimonio. La “gratificación” sexual antes del matrimonio puede resultar placentera, pero dar rienda suelta a esa faceta de la vida sin la aprobación de Dios traerá graves consecuencias a la sexualidad matrimonial.

Basados en nuestra experiencia como consejeros matrimoniales, cada vez que los matrimonios nos consultan sobre problemas de infelicidad sexual, les explicamos este concepto de la vida sexual. Y luego les sugerimos que se humillen ante el Señor y confiesen si han tenido una experiencia sexual previa al matrimonio para la sangre de Cristo los limpie. ¡Este es un acto sanador y liberador, que introduce a la pareja a un nuevo tiempo de felicidad sexual!…

¡No te pierdas la segunda parte que publicaremos próximamente!

Dios te bendiga.

Ritchie y Rosa Pugliese

 

[1] http://www.eldia.com/nota/2014-7-26-los-7-paises-del-mundo-mas-insatisfechos-sexualmente

[2] https://www.clarin.com/entremujeres/pareja-y-sexo/sexo/mapa-del-sexo-paises-mundo_0_HkSfdptPme.html

[3] https://informe21.com/relaciones-sexuales/estadisticas-sexuales-%C2%A1super-sorprendentes

Follow us: