Mientras buscábamos a Dios en estos días, sentimos la voz suave y, a la vez, profunda del Espíritu Santo que nos decía: “¡Prevalecerás!”, y esa sola palabra nos llevó al pasaje de 1 Samuel 26:25:

“Y Saúl dijo a David: Bendito eres tú, hijo mío David; sin duda emprenderás tú cosas grandes, y prevalecerás. Entonces David se fue por su camino, y Saúl se volvió a su lugar”.

A medida que lo leíamos, cada palabra de este versículo nos fue revelando lo que Dios quiere hacer en nuestra vida en este tiempo, y seguramente en la tuya también.

Bendito”: No soy una persona maldecida ni heredero de maldición, soy bendito a los ojos de Dios. No importa la maldición que venga contra mí, aunque se llame coronavirus, la Palabra de Dios cancela y destruye toda maldición que venga contra mí. ¡Soy bendito porque mi Padre Celestial lo declara!

Eres”: No dice “serás” (futuro) o “fuiste” (pasado). Es una palabra del presente continuo. Soy bendito continuamente, hoy y ahora.

”: Es para mí específicamente, y para cada uno que lee esta palabra y la cree para su vida.

Hijo mío”: Dios, mi Padre celestial me llama “hijo”. ¡No hay privilegio más grande!

Sin duda”: Es decir, no tengas ni un asomo de duda. Cree con absoluta certeza.

“Emprenderás”: Según el diccionario de la RAE, la palabra “emprender” significa: “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierra dificultad o peligro”. En este tiempo, más que en cualquier otro, enfrentamos una seria dificultad o peligro frente a la pandemia mundial del coronavirus que nos está afectando a todos por igual. Sin embargo, la Palabra de Dios tiene el mismo poder, aun en estos tiempos de gran adversidad.

”: Por segunda vez Dios dice “tú” porque es probable que en este punto empecemos a dudar y pensar que esta palabra es para otro. Tal vez ya no tengamos más recursos. Las restricciones frente a esta pandemia se extienden sin poder trabajar y comenzamos a ver más nuestra imposibilidad que los recursos inagotables de Dios. Entonces, pensamos: “¿Quién…yo?”. Y el Señor nos responde: “Sí, ¡tú!”

Emprenderás cosas”: Se refiere a varias cosas que requieren una acción de tu parte.

Emprenderás cosas grandes”. No se refiere a cosas pequeñas o insignificantes, sino de gran alcance. ¡El Señor tiene planes de prosperidad para ti!

Prevalecerás”: Según el diccionario de la RAE, “prevalecer” significa: “Sobresalir, perdurar, subsistir, se utiliza para el proceso de plantar una semilla y su crecimiento paulatino. Dicho de una cosa no material; crecer y aumentar”. Quizás al principio lo que emprendamos sea del tamaño de una “semilla”, pero crecerá y aumentará. ¡Créelo!

Cuando el Señor nos habla con algún pasaje de manera tan especial, como fue en este caso, a veces podemos cometer el error de racionalizar la palabra y empezar a buscar argumentos que rápidamente apagarán nuestra fe. No permitas que el enemigo ahogue esta palabra. Te animo a creer al Señor y su Palabra con fe.

Estamos seguros de que esta palabra hará crecer tu fe, porque el Señor te ha dicho: “¡Prevalecerás!”.

Dios te bendiga,

Ritchie y Rosa Pugliese

 

CategoryArtículos
Follow us: