Muchas personas nos preguntan: ¿Se debe o incluso se puede perdonar la infidelidad?

Esta es una pregunta difícil de responder. Se debe ver cada caso en particular y las circunstancias que llevaron a tan dolorosa traición, pero podemos decir que hay situaciones realmente irreconciliables.

Sin embargo, por increíble que parezca, en la Biblia leemos que Dios mandó a Oseas a perdonar a su esposa adúltera, y le dijo: “Ve y ama a esa mujer adúltera, que es amante de otro. Ámala como ama el Señor a los israelitas, aunque se hayan vuelto a dioses ajenos” (Oseas 3:1, NVI). ¡El Señor no nos pide nada que Él mismo no haya hecho!


Oseas decidió obedecer a Dios y perdonar a Gomer, su esposa infiel. De modo que podemos estar seguros de que si decidimos perdonar la infidelidad, Dios respaldará nuestra decisión, restaurará nuestra relación matrimonial y sanará nuestro corazón.

Sin lugar a dudas, esta es la mejor ilustración del amor y la fidelidad de Dios por sus hijos: “Si fuéremos infieles, él permanece fiel… Él no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:13). 


Dios te bendiga.
Ritchie & Rosa Pugliese

Follow us: